Búsqueda avanzada



Imprimir

Originales

Mensajes para una Navidad diferente marcada por la COVID. Una experiencia comunitaria en los centros de Atención Primaria del Área VII de Salud de Murcia


Ver en pdf

 

Emilia Salmerón Arjona. Desarrollo de Programas de Enfermería y Continuidad de Cuidados. Dirección de Enfermería. Gerencia de Área VII de Salud Murcia-Este. Servicio Murciano de Salud. Murcia. España

Ángeles del Rosario Sáez Soto. Unidad de Calidad. Gerencia de Área VII de Salud Murcia-Este. Servicio Murciano de Salud. Murcia. España

M.a José Terón Martínez. Dirección de Enfermería. Gerencia de Área VII de Salud Murcia-Este. Servicio Murciano de Salud. Murcia. España

Ramón López Alegría. Subdirección de Enfermería de Atención Especializada. Dirección de Enfermería. Gerencia de Área VII de Salud Murcia-Este. Servicio Murciano de Salud. Murcia. España

Yolanda López Benavente. Subdirección de Enfermería de Atención Primaria y Continuidad de Cuidados. Dirección de Enfermería. Gerencia de Área VII de Salud Murcia-Este. Servicio Murciano de Salud. Murcia. España

 

Para contactar:

Yolanda López Benavente. yolanda.lopez3@carm.es 

 


 

 

RESUMEN

 

Disfrutar las Navidades en tiempos de pandemia de la COVID-19 fue todo un reto personal, familiar y social. La población tuvo que adaptarse a unas circunstancias inciertas y a unas normas que se modificaban según la situación epidemiológica del momento y que pusieron a prueba su salud mental y emocional.

 

Objetivo: Explorar los sentimientos, emociones y forma de celebrar de las personas participantes en la Navidad 2020-2021 condicionada por la pandemia de COVID-19.

 

Método: La actividad se desarrolló en siete centros de Atención Primaria del Servicio Murciano de Salud, desde el 16 de diciembre de 2020 hasta el 7 de enero de 2021. Participaron voluntariamente las personas que acudieron a los centros en el período de estudio, anotando qué tenían de especial esas Navidades en cartulinas que decoraban un árbol de Navidad. Se hizo un análisis interpretativo del contenido de las frases escritas, y su posterior codificación y categorización.

 

Resultados: Se recogieron 151 cartulinas escritas y se establecieron tres categorías: 1) desiderata navideña: tradición, normalidad y solidaridad; 2) las Navidades que nos han hecho valorar lo realmente importante; y 3) disposición para mejorar la resiliencia.

 

Conclusiones: A pesar de las restricciones, las personas participantes encontraron otras maneras de seguir celebrando la Navidad con una actitud positiva y resiliente y con la creencia de que volverá la normalidad.

 

Palabras clave: coronavirus, resiliencia psicológica, participación de la comunidad, Atención Primaria de Salud.

 

 

MESSAGES FOR A DIFFERENT CHRISTMAS CHARACTERIZED BY COVID-19. A COMMUNITY EXPERIENCE IN PRIMARY HEALTH CARE CENTRES IN MURCIA HEALTH AREA VII

 

Abstract

 

Enjoying Christmas in during the COVID-19 pandemic has been a challenge on a personal, family and social level. The population has had to adapt to uncertain circumstances and rules commonly modified according to the epidemiological situation at the time. This situation has tested their mental and emotional health.

 

Objective. To explore participants´ feelings, emotions and way of celebrating Christmas 2020-2021 conditioned by the COVID-19 pandemic.

 

Method. The activity was carried out in seven Murcia Health Service primary care centres from 16 December 2020 to 7 January 2021. People who attended the centres during the study period took part voluntarily. They wrote down what was special about Christmas on cardboards that were then used to decorate a Christmas tree. The content of the written sentences and subsequent coding and categorization was analyzed in an interpretative manner.

 

Results. A total of 151 written cards were collected and three categories were established: Christmas Desiderata: tradition, normality and solidarity; Christmas Seasons that have made us value what is really important; and Disposition to improve resilience.

 

Conclusions. Despite the restrictions, participants found other ways to continue celebrating Christmas with a positive and resilient attitude and a belief that normality will return.

 

Keywords: Community Participation, Coronavirus, Primary Healthcare, Psychological Resilience.

 

 

INTRODUCCIÓN

 

Disfrutar las Navidades en tiempos de pandemia de la COVID-19 fue todo un reto a nivel personal, familiar y social. Las restricciones sanitarias y medidas de prevención de contagios implantadas para las Navidades de 2020-2021 modificaron la manera de relacionarse al limitar el contacto social y pusieron a prueba la salud mental y emocional de las personas.

 

La población tuvo que adaptar su forma habitual de celebrar la Navidad a unas circunstancias inciertas y a unas normas que cambiaban según la situación epidemiológica del momento. Con ese panorama, el comportamiento de las personas fue desde el incumplimiento por negación, desconocimiento o incomprensión de esas normas y de las consecuencias de la COVID-191,2; la indignación, el enojo o la irresponsabilidad, que pueden poner en riesgo la salud3; el desánimo y la tristeza producidos por el impacto psicosocial y la pérdida de rutinas y vínculos sociofamiliares3, hasta una adaptación resiliente y positiva con un claro compromiso con el cumplimiento y el control de la enfermedad, así como motivos de agradecimiento y celebración4,5.

 

El personal de enfermería Familiar y Comunitaria, dentro del marco de la atención integral a la salud, tiene como función esencial fomentar la resiliencia, es decir, fomentar la capacidad interna de las personas y las comunidades de gestionar y recuperarse de las condiciones adversas, aprovechando las habilidades, activos y recursos disponibles para poder cuidar de su salud y disfrutar; en este caso, para disfrutar de unas Navidades atípicas, adaptándolas a la pandemia y a sus restricciones6,7.

 

Una de las estrategias de cuidado que favorece la resiliencia consiste en ofrecer a las personas la oportunidad de expresar sus vivencias y de poder compartirlas mediante actividades creativas2,6.

 

 

OBJETIVO

 

Explorar los sentimientos, emociones y formas de celebrar de las personas participantes en la Navidad 2020-2021 condicionada por la pandemia de la COVID-19.

 

 

Método

 

La expresión de las emociones mediante una actividad creativa se realizó a través de la decoración de un árbol de Navidad con cartulinas de colores donde los participantes escribieron sus deseos, emociones y sentimientos como respuesta a la pregunta planteada en la actividad «¿Qué tienen de especial estas Navidades diferentes?», y obligadas a amoldar su tradicional vivencia personal a unas medidas de protección restrictivas y cambiantes.

 

La actividad se desarrolló en siete centros de salud del Área VII de Salud Murcia-Este del Servicio Murciano de Salud desde el 16 de diciembre de 2020 hasta el 7 de enero de 2021.

 

Participaron de forma voluntaria las personas que acudieron a los siete centros de salud y las enfermeras de esos centros de Atención Primaria. En la zona de la actividad se instaló un cartel informando del uso posterior de las frases para un estudio y publicación científica y se ofreció la posibilidad de indicar que su escrito no fuera usado para tal fin.

 

El proyecto fue diseñado por la Dirección de Enfermería del Área y aprobado en la Comisión de Dirección en la primera semana de diciembre de 2020.

 

El desarrollo de la actividad se detalló en el documento Proyecto Actividad Comunitaria Árbol de Salud para una Navidad diferente.

 

Se llevó a cabo un análisis interpretativo del contenido de las cartulinas recogidas mediante la codificación y organización de los datos y su posterior categorización en unidades analíticas de significado más amplias8,9. Finalmente se realizó una ordenación interpretativa de los hallazgos llegando a la saturación de los datos8.

 

 

RESULTADOS

 

Se recogieron 151 cartulinas, de las que 5 contenían tan solo dibujos, sin texto. Algunas contenían caracteres y nombres árabes y chinos.

 

Tras la codificación de los datos, se crearon tres grandes categorías con subcategorías (figura 1):

 

  1. Desiderata navideña: tradición, normalidad y solidaridad.
  2. Las Navidades que nos han hecho valorar lo realmente importante.
  3. Disposición para mejorar la resiliencia.

 

Figura 1. Resultados

 

 

Además, se elaboró una nube con las palabras más usadas mediante el programa MAXQDA20 (figura 2):

 

Figura 2. Nube de las palabras más usadas

 

 

1. Desiderata navideña: tradición, normalidad y solidaridad

 

Una de las tradiciones que se repite cada año es la de felicitar las Navidades con los buenos deseos de siempre, lo que hemos llamado deseos tradicionales. Así fue hasta la Navidad de 2019-2020. Las Navidades de 2020-2021 han sido diferentes y, aunque se ha mantenido esta costumbre, de las frases hemos inferido otros dos nuevos tipos de deseos: deseos de normalidad y deseos solidarios. A todos ellos los hemos denominado la «Desiderata navideña», que queda perfectamente representada en esta frase:

 

  • «¡Feliz Navidad! Os deseo un próspero año. Este COVID-19 se quitará y todo volverá a la normalidad, volveremos a estar juntos. Muchas gracias».

 

Esta categoría se divide en tres subcategorías: deseos tradicionales, deseos de normalidad y deseos solidarios.

 

1.1. Deseos tradicionales

 

Estos deseos de siempre, que incluyen términos asociados a la Navidad como felicidad, amor, paz, salud y que recogen frases hechas de «postal navideña» o letras de villancicos, siguieron presentes en estas Navidades, que conservaron, pese a todo, su sentido y significado tradicional. El deseo de que la familia y las personas allegadas fueran felices estas fiestas y tuvieran un próspero año nuevo estuvo muy presente como cada año.

 

  • «Felices fiestas y mejor año nuevo».
  • «Salud, paz y mucho amor».

 

1.2. Deseos de normalidad

 

Las personas que participaron en la actividad expresaron deseos de volver a la normalidad, de poder abrazar y de no sentir miedo, de que se pueda eliminar o controlar el virus, en definitiva, deseos de volver a la realidad vital que tenían antes de la aparición de la pandemia.

 

  • «Deseo que todo vuelva a la normalidad. ¡Feliz Navidad!».
  • «Dar un abrazo y no sentir miedo».
  • «Aniquilar al virus o tenerlo controlado».
  • «Pasaremos pronto de esta pandemia. Tengamos fe y paciencia».

 

1.3. Deseos solidarios

 

Los deseos se hicieron extensivos a todas las personas, no solo a familiares y amigos, porque la pandemia es global y afecta a toda la población y en todos los lugares del mundo: afloró la generosidad, la salud fue entendida como un bien universal y la solidaridad nos recordó que todos podemos colaborar para poner fin al problema.

 

  • «La vida es bonita si nos ayudamos entre todos (hay un lazo dibujado)».
  • «Mucha salud para los míos y para todo el mundo».

 

2. Las Navidades que nos han hecho valorar lo realmente importante

 

Las personas participantes destacaron la relevancia que cobraron «las cosas importantes que cuentan», por encima de la adversidad y las dificultades de la pandemia. Para ellas, estas cosas importantes eran: familia, salud y profesionales sanitarios.

 

  • «La Navidad que ha puesto en valor las cosas importantes que cuentan».

 

Se establecieron tres subcategorías: el valor de la familia, el valor de la salud y el valor de los profesionales sanitarios.

 

2.1. El valor de la familia

 

Sabemos que las fiestas navideñas son las fiestas familiares por excelencia, las fiestas que tradicionalmente han reunido a las familias (convivientes y no convivientes en el mismo hogar) y a los amigos, una época de vacaciones que permite que todos, niños, jóvenes y mayores, estar juntos y celebrar las fiestas.

 

Pero el año 2020, debido a las condiciones restrictivas impuestas por la pandemia, las personas participantes fueron más conscientes de la necesidad de tener cerca a la familia, de que la familia era su fortaleza.

 

  • «Estas Navidades atípicas me han hecho valorar más la importancia de estar junto a mi familia».
  • «Descubrir cuánto necesitamos a la familia».

 

En esta situación, fiestas navideñas y pandemia, ya de por sí con mucha carga emocional, los acontecimientos vitales familiares, como la pérdida de un ser querido o el nacimiento de un nuevo miembro, adquirieron significados más profundos.

 

  • «Dentro de esta tragedia, en mi casa va a nacer una estrella».
  • «Navidades diferentes…, otro ángel en el cielo. Te quiero, mama».

 

Las personas participantes diferenciaron dos grupos familiares:

 

1) La familia estrecha (convivientes), con la que iban a poder pasar más tiempo en casa y estar juntos, con más intimidad.

 

  • «Pasar más tiempo en casa, con los nuestros».
  • «Navidades más íntimas».

 

2) La familia amplia (no convivientes), con la que no iban a poder compartir espacio físicamente, pero con los que seguirían contactando a través de teléfono, videollamadas, etc., para suplir su ausencia.

 

  • «Este año será diferente porque no nos juntaremos toda la familia, pero haremos ¡¡videollamadas!!».
  • «Mi abuelo me cuenta historias por teléfono».

 

2.2. El valor de la salud

 

La pandemia ha mostrado la importancia que tiene la salud como un valor para la vida. Más que nunca, las personas pusieron énfasis en la necesidad de conservar la salud y evitar la enfermedad, en la necesidad de cuidarse, para poder seguir adelante y celebrar la Navidad.

  • «Estas fiestas pienso más en la salud».
  • «Por un 2021 con salud. Tenemos que cuidarnos estas Navidades».

 

Es más, tener y conservar la salud se vio como la parte positiva de toda esta situación atípica, lo que hizo que fuera más soportable.

 

  • «Mira, el lado positivo para esta Navidad 2021 es tener salud».

 

2.3. El valor de los profesionales sanitarios

 

Este tiempo de pandemia ha sido, sin duda, el tiempo de los profesionales sanitarios y su labor ha sido enormemente reconocida y valorada por la población, los medios de comunicación y las autoridades políticas, y también por las personas que participaron en esta actividad. Estos son algunos ejemplos de sus palabras de agradecimiento y ánimo:

 

  • «En agradecimiento a todos los sanitarios por su esfuerzo y dedicación a todos los ciudadanos. ¡Feliz Navidad!».
  • «Sanitarios, sin vosotros no somos nada. ¡Gracias!».

 

Otro aspecto que destacaron los participantes, además de la vertiente profesional y de cuidado, fue la creación de la vacuna como una solución para terminar con la pandemia.

 

  • «No hay que pensar que la vacuna es mala. Es una solución. Gracias por cuidarnos».

 

3. Disposición para mejorar la resiliencia

 

Las frases manifiestan que las personas participantes estaban dispuestas a vivir esa Navidad diferente con resiliencia, alegría, positividad y optimismo. También con responsabilidad y con la esperanza de que la situación mejoraría y la normalidad volvería, con los reencuentros y los abrazos.

 

Se establecieron cuatro subcategorías: adaptación, responsabilidad, optimismo y esperanza.

 

3.1. Adaptación

 

Las personas participantes expresaron que, a pesar de la pandemia, de las restricciones de relaciones sociales y de las medidas de seguridad, podían encontrar otras maneras de celebrar para poder seguir disfrutando de la Navidad:

 

  • «Con ilusión y una pizca de esfuerzo, aprendemos a disfrutar de estas fiestas de otra manera».

 

3.2. Responsabilidad

 

Una de las maneras de mostrar esta capacidad de adaptación y afrontamiento de las Navidades de la COVID-19 consistía en acatar con responsabilidad las medidas de seguridad impuestas por las autoridades sanitarias:

 

  • «Tenemos que ser responsables para parar el “bicho”».
  • «Es una Navidad diferente, pero debemos proteger a los demás y a nosotros mismos. Ponte la mascarilla».
  • «Hemos de cumplir con las órdenes sanitarias y ayudarnos entre todos».

 

3.3. Optimismo

 

Las personas mostraron una actitud positiva y mantienen la ilusión por la celebración de las Navidades, a pesar de todas las restricciones y circunstancias difíciles que impone la pandemia:

 

  • «Una Navidad diferente, pero con la misma ilusión de siempre».

 

3.4. Esperanza

 

Quienes participaron en esta actividad tenían confianza y fe en que esta pandemia pasaría, que la superarían y volverían a celebrar la Navidad como antes de 2020:

 

  • «El año que viene tendremos una Navidad como las de siempre. Estoy convencida. ¡Feliz Navidad!».

 

La vacuna, que entonces estaba por llegar como un regalo, también ayudaba y animaba a las personas a ver el futuro con la esperanza de volver a la normalidad.

 

  • «Reyes Magos, os pido la vacuna para el 2021, para acabar con la COVID».

 

 

Discusión

 

La Navidad es una fiesta religiosa, social y familiar. Desde un punto de vista antropológico, lo que intenta legitimar la Navidad no es más que un modelo de celebrar la unidad familiar que se repite cada año, es decir, que cada año se hace lo mismo para no perder la tradición: lo que se fomenta son las relaciones familiares, interpersonales, el intercambio de regalos, etc.; en definitiva, un culto a la vida social10.

 

En 2020, año de inicio de la pandemia, las personas quisieron mantener esta tradición transmitiendo una idea de unión y armonía, intentando evitar el malestar familiar y social generado por las restricciones sanitarias, alentando el intercambio de buenas intenciones10, con deseos de felicidad, paz y amor.

 

La pandemia también ha canalizado el sentimiento de solidaridad: quienes participaron en esta experiencia expresaron sus deseos de colaborar con las demás personas para superar estos momentos de dificultad. Se ha entendido que se deben mantener los modelos colaborativos y los activos comunitarios como el nivel de solidaridad y la confianza mutua, como factores protectores y promotores de la vuelta a la normalidad11. Porque, más allá de todos los interrogantes y posicionamientos que la aparición de la COVID-19 ha generado, el común denominador es la expectativa por el retorno a la normalidad prepandemia. Las personas desean recuperar su vida tal como era antes de que todo su sistema ecosocial fuera puesto a prueba por el coronavirus.

 

Destacamos el hecho de que ninguna de las personas mencionó ni expresó su deseo de alcanzar la «nueva normalidad», término acuñado por políticos, prensa, etc., para definir la realidad tras la desescalada. La nueva normalidad aspira a combinar dos conceptos: el primero se centra en los cuidados y ajustes que requieren la salud individual y pública para evitar un trance como el producido por el SARS-CoV-2, el segundo gira en torno a la necesidad de generar transformaciones del sistema para evitar la aparición de pandemias como la de la COVID-1912. Las personas participantes no querían vivir en esta «nueva normalidad», que significa restricciones de todo tipo. Su deseo es volver a la vieja normalidad.

 

Respecto a la familia, esta es el grupo de pertenencia más importante en cualquiera de sus variedades, extensa y nuclear. Los miembros de la familia están unidos afectivamente, hay entre ellos implicación emocional y, por lo general, impera el principio de la reciprocidad13. Especialmente, en las situaciones adversas es cuando las familias tienen el reto de actuar como un equipo y usar sus recursos con creatividad para enfrentar con éxito las dificultades14. Esto es lo que ocurrió en las Navidades de pandemia con las personas que participaron en esta actividad y sus familias: se sintieron muy unidas y pudieron disfrutar de las fiestas, a pesar de todas las restricciones.

 

Además de la importancia de la familia, las personas participantes destacaron la salud como un valor prioritario y fundamental para la vida, así como la necesidad de contribuir a la promoción, la prevención y el control del contagio con la COVID-191, para conservar su propia salud y la de los demás. También valoraron, más que nunca, el trabajo incansable de los profesionales sanitarios para controlar el virus y cuidar y curar a las personas infectadas. En todo el planeta se han evidenciado acciones de reconocimiento, como los aplausos en los balcones, que despiertan sentimientos de apego y gratitud en la ciudadanía, y que constituyen un acto simbólico para destacar el quehacer profesional de las personas que se dedican a la sanidad15.

 

La resiliencia fue incorporada en 2009 por la North American Nursing Diagnosis Association (NANDA) como una competencia enfermera y ahora, en estos tiempos tan difíciles, cuando todo el planeta se enfrenta a una pandemia sin precedentes, su importancia se está volviendo primordial.

 

A nivel individual, la resiliencia se presenta como el proceso de adaptación de las personas ante la adversidad, la tragedia o las amenazas4. Dotarlas de habilidades y recursos para afrontar los retos de la vida, elaborarlos y manejarlos cuando ocurren y  capacitarlas para autocuidarse física y emocionalmente es una de las intervenciones enfermeras más eficientes para la promoción de la salud y el bienestar de las personas6.

 

Juan Carlos Acosta ha enumerado las habilidades y los recursos que definen a las personas resilientes16, algunos de los cuales los hemos identificado en las frases de las personas participantes:

  • Controlar las emociones y mantener un optimismo realista y una visión positiva del futuro.
  • Considerarse competentes y confiar en las propias capacidades.
  • Comprender las emociones de los demás y poder conectar con ellas.
  • Ser capaces de buscar nuevas oportunidades, retos y relaciones para lograr más satisfacción en sus vidas.

 

Otra de las manifestaciones que apareció de manera recurrente fue el sentimiento de responsabilidad. Este sentimiento incluye tanto la importancia de los cuidados como la responsabilidad individual y colectiva para prevenir la COVID-19. La creciente precaución frente a la enfermedad y la prevención, son aspectos claves que se han ido incorporando en los discursos preventivos17: ser responsables, hay que cuidarse, ponerse la mascarilla, lavarse las manos, precaución, etc.

 

Estos discursos contienen también expresiones de esperanza y optimismo: el ejercicio de la responsabilidad, el cumplimiento de las normas sanitarias y las vacunas harán posible un escenario futuro de control de la pandemia y de vuelta a la normalidad. Gracias a estas creencias, las personas participantes mantienen una actitud positiva y confían en que podrán celebrar las Navidades del año que viene como manda la tradición, con toda la familia y los amigos, con besos y abrazos y en todas las calles y plazas, brindando por la salud, por el amor, como lo habían hecho siempre.

 

 

Conclusiones

 

A pesar de las restricciones, las personas participantes fueron capaces de encontrar otras maneras de seguir celebrando la Navidad con una actitud positiva y resiliente y con la creencia de que volverían a la normalidad.

 

El sentimiento religioso, festivo, el apego a la familia, la solidaridad, la resiliencia, la responsabilidad, las ganas de volver a su vida de antes son comunes a todas las personas, independientemente del lugar de nacimiento o la cultura, como comprobamos en esta actividad en la que participaron personas españolas, árabes y chinas.

 

Incorporar el fortalecimiento de la resiliencia como estrategia de cuidados es una de las intervenciones más eficientes de promoción del bienestar y de la salud emocional de todas las personas.

 

 

Agradecimientos

Agradecemos a las enfermeras de los centros de salud, a las personas participantes y a la Gerencia del Área VII su contribución al desarrollo de la actividad.

 

 

BIBLIOGRAFÍA

 

  1. Rivero Torres J, Favier Torres MA, Franco Bonal A, Maynard Bermúdez RE, Ferrales Isalgue R. La promoción de salud en la prevención y control de la COVID-19. En: V Congreso virtual de Ciencias Morfológicas [Internet]. 2020 [consultado el 12 de diciembre de 2020]. p. 1-12. Disponible en: http://www.morfovirtual2020.sld.cu/index.php/morfovirtual/morfovirtual2020/paper/viewPaper/282
  2. Buitrago Ramírez F, Ciurana Misol R, Fernández Alonso María del C, Luis Tizón J. Pandemia de la COVID-19 y salud mental: reflexiones iniciales desde la atención primaria de salud española. Aten Primaria [Internet]. 2021 [consultado el 12 de diciembre de 2020];53(1):89-101. Disponible en: https://doi.org/10.1016/j.aprim.2020.06.006
  3. Ribot Reyes V de la C, Chang Paredes N, González Castillo AL. Efectos de la COVID-19 en la salud mental de la población. Rev Habanera Ciencias Médicas. 2020;19:1-11.
  4. Curbelo Pérez D, Ziglio E. Fortaleciendo la resiliencia en tiempos de la COVID-19: una prioridad para la salud y para el progreso hacia los ODS. Rev Iberoam Bioética [Internet]. 2020 [consultado el 19 de diciembre de 2020];(14):1-11. Disponible en: https://doi.org/10.14422/rib.i14.y2020.004
  5. Camarelles Guillem F. OPORTUNIDADES Y AMENAZAS para la prevención y promoción de la salud y el PAPPS en el contexto de la pandemia Covid-19. Aten Primaria [Internet]. 2020 [consultado el 20 de diciembre de 2020];52(7):449-51. Disponible en: https://doi.org/10.1016/j.aprim.2020.07.001
  6. Muñoz J, Calvo A, Castell C, Pérez J, López M. Consejo integral en estilo de vida en Atención Primaria, vinculado con recursos comunitarios en población adulta. Madrid: Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad; 2015.
  7. Korc M, Hubbard S, Suzuki T, Jimba M. Salud, resiliencia y seguridad humana: hacia la salud para todos [Internet]. Organización Panamericana de la Salud; 2016 [consultado el 20 de diciembre de 2020]. 67 p. Disponible en: http://iris.paho.org/xmlui/handle/123456789/28305
  8. Pedraz Marcos A, Zarco Colón J, Ramasco Gutiérrez M, Palmar Santos AM. Investigación cualitativa. Barcelona: Elsevier España; 2014.
  9. Gibbs G. El análisis de datos cualitativos en Investigación Cualitativa. Ediciones. Morata E, editor. Madrid: Ediciones Morata; 2012.
  10. Gaoantropologia. Introducció a l'antropologia social i cultural. Grupo 7: ¿Navidad? [Internet.] Gaoantropologia. 26 de mayo de 2011 [consultado el 8 de marzo de 2021]. Disponible en: https://gaoantropologia.wordpress.com/2011/05/26/grupo-7-¿navidad/
  11. Rodríguez HAF. El deseo de «volver a la normalidad»: cambios, dificultades e imaginarios en educación y comunicación en tiempos de COVID-19. Subvers Rev Investig. 2020;6(5):37-52.
  12. Lew D, Herrera F. Normalidad post-pandemia: ¿una nueva normalidad socio-ambiental o adiós a la normalidad? Obs del Conoc [Internet]. 2020 [consultado el 8 de marzo de 2021];5(2):144-67. Disponible en: https://docs.bvsalud.org/biblioref/2020/08/1118165/ensayo3-daniel-lew-francisco-herrera.pdf
  13. Garrido Abejar M, Serrano Parra M. Patrones funcionales de salud. En:. Fernández Ferrín C. Enfermería fundamental. Barcelona: Masson; 2000. p. 281-396.
  14. López ME. Inteligencia familiar. Las dificultades que fortalecen a la familia. [Internet]. Inteligencia familiar. 2015 [consultado el 16 de abril de 2021]. Disponible en: https://inteligenciafamiliar.com/articulo.php?articulo=337&contenido=9
  15. Bernués Caudillo L, Recas Martín A, Jiménez Fernández V. Las enfermeras y la COVID19. Un antes y un después en la profesión enfermera [Internet]. 2020 [consultado el 8 de abril de 2021]. p. 29. Disponible en: http://wp.ameenfermeria.com/wp-content/uploads/2021/01/Las-Enfemeras-y-la-COVID19-un-antes-y-un-despues-Informe.pdf
  16. Lasa Balluerka N, Gómez Benito J, Hidalgo Montesinos MD, Gorostiaga Manterola A, Espada Sánchez JP, Padilla García JL, et al. Las consecuencias psicológicas de la COVID-19 y el confinamiento. Servicio de Publicaciones de la Universidad del País Vasco; 2020. p. 210.
  17. Johnson MC, Saletti-Cuesta L, Tumas N. Emociones, preocupaciones y reflexiones frente a la pandemia del COVID-19 en Argentina. Cienc e Saude Coletiva [Internet]. 2020 [consultado el 22 de marzo de 2021];25:2447-56. Disponible en: https://doi.org/10.1590/1413-81232020256.1.10472020

 

 

Fecha de recepción: 14 de mayo de 2021 Fecha de aceptación: 16 de septiembre de 2021
Editora responsable: Micaela Llull Sarralde

 

 

 

 

Volver

Comentarios


Dejar un comentario