Búsqueda avanzada



Imprimir

Originales

Uso correcto de inhaladores en personas con enfermedad pulmonar obstructiva crónica: una cuestión de profesionales y población


Francisco Jesús Represas Carrera. Enfermero Especialista en Atención Familiar y Comunitaria. Centro de Atención Primaria Antón Borja. Rubí (Barcelona). Consorcio Sanitario de Terrassa

 

Para contactar:

Francisco Jesús Represas Carrera: franciscorepresascarrera@gmail.com

 


 

Resumen

 

Antecedentes: los medicamentos inhalados son el pilar del tratamiento de la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) y su uso inadecuado lleva a un mal control de la enfermedad.

 

Objetivo: determinar el porcentaje de pacientes con EPOC que realizan de forma incorrecta la técnica inhalatoria, tratando de identificar los factores asociados con el mal uso de los inhaladores y sus posibles consecuencias.

 

Métodos: es un estudio descriptivo de tipo transversal retrospectivo, realizado en el Centro de Atención Primaria Antón de Borja de Rubí (Barcelona). Se estudió una muestra de 200 pacientes, a los cuales se les hizo una entrevista personal y se evaluó la técnica inhalatoria.

 

Resultados: el 43% de los pacientes estudiados realizan de forma incorrecta la técnica inhalatoria. El porcentaje del uso inadecuado de los inhaladores de polvo seco fue del 26%, el de los de cartucho presurizado del 38% y el de los de la cámara de inhalación del 10%.

 

Conclusiones: este estudio demuestra la necesidad que existe de aplicar medidas que favorezcan el uso adecuado de los inhaladores, tales como: sensibilizar al personal sanitario y especialmente al personal de enfermería sobre la importancia de explicar la técnica de inhalación de los diferentes dispositivos a sus pacientes y familiares próximos, fomentando que el uso adecuado de los inhaladores sea percibido como una estrategia participativa de la persona y su entorno y no como una imposición.

 

Palabras clave: EPOC, inhaladores, espirometría.

 

Proper use of inhalers in people with chronic obstructive pulmonary disease: a matter of professional and population

 

Abstract

Background: Inhaled medications are the mainstay of treatment of COPD and their inappropriate use leads to poor control of the disease.

 

Objective: To determine the percentage of COPD patients performing the inhalation technique incorrectly while trying to identify factors associated with the misuse of inhalers and its possible consequences.

 

Methods: A descriptive cross-sectional retrospective study conducted at the primary care center Anton Borja de Rubí (Barcelona) on a sample of 200 patients who underwent a personal interview and evaluation of the inhalation technique.

 

Results: 43% of the patients studied performed the inhalation technique incorrectly. The percentage of inappropriate use of dry powder inhalers was 26%; pressurized cartridge, 38%; and inhalation chamber, 10%.

 

Conclusions: This study demonstrates the need to implement measures to promote the proper use of inhalers, such as raising awareness among medical staff and especially nurses about the importance of explaining the inhalation techniques for different devices to their patients and close family members. Encouraging the proper use of inhalers is perceived as a participatory strategy for individuals and their environment and not as an imposition.

 

Keywords: COPD, inhalers, spirometry.

 

Introducción

 

La enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) es un trastorno pulmonar que se caracteriza por la existencia de una obstrucción de las vías aéreas generalmente progresiva y no reversible, en la actualidad está considerada la cuarta causa de muerte a nivel mundial1. En España, el último estudio sobre la prevalencia la sitúa en un 10,9%2, siendo más frecuente en hombres (15,1%) que en mujeres (5,7%)2; habiendo todavía un alto grado de infradiagnóstico de la EPOC3.

 

Entre las causas que pueden originar la enfermedad, se encuentra el humo del tabaco que produce como síntoma principal una disminución de la capacidad respiratoria, que avanza lentamente con el paso de los años y ocasiona un deterioro considerable de la calidad de vida en las personas afectadas y una muerte prematura4.

 

La terapia inhalada es la base del tratamiento de la EPOC. Tiene como principales ventajas la liberación del medicamento en el lugar donde debe actuar, por lo que el inicio de acción es más rápido y el paciente requiere menores dosis. Además, los efectos adversos sistémicos son menores5,6. Sin embargo, en diversos estudios los pacientes cometen errores en la técnica inhalatoria, lo que tiene un impacto negativo desde el punto de vista clínico y económico6-8.

 

En el presente estudio buscamos determinar la prevalencia de pacientes con EOC que utilizan de forma incorrecta los inhaladores. La enfermería familiar y comunitaria tiene un papel fundamental en la evaluación de las barreras potenciales para el éxito del aprendizaje por parte del paciente y la mejora de la técnica de inhalación y de administración de medicamentos. También puede facilitar el éxito de los medicamentos inhalados, proporcionando educación actualizada del uso del inhalador a otros miembros del equipo para que puedan actuar también como educadores de los pacientes.

 

Objetivos

 

Objetivo general

 

Determinar el porcentaje de uso inadecuado de la técnica inhalatoria en pacientes con EPOC para proporcionar una educación sanitaria individualizada con el objetivo de mejorar la administración de medicación, y así beneficiarse de las múltiples ventajas de la terapia inhalada.

 

Objetivos específicos

     

  • Describir las características sociodemográficas y de morbilidad de los pacientes incluidos en el estudio.
  • Determinar el tipo de dispositivo de inhalación que utilizan los pacientes.
  • Identificar los factores asociados con la mala utilización de los inhaladores.
  • Establecer la EPOC dentro de la patología crónica de seguimiento en la consulta de enfermería a nivel de Atención Primaria.
  • Revisar en la consulta el correcto manejo de la técnica inalada.

 

Métodos

 

Diseño

 

Se realiza un estudio descriptivo de tipo transversal retrospectivo.

 

Población

 

Pacientes pertenecientes al Centro de Atención Primaria Antón de Borja de Rubí II (Barcelona) que estén diagnosticados de EPOC, junto a una espirometría registrada con tratamiento inhalado.

 

Criterios de inclusión

  • Pacientes mayores de 18 años pertenecientes al Centro de Atención Primaria Antón de Borja.
  • Diagnóstico previo de EPOC registrado en la historia clínica hasta la fecha del 31 de diciembre de 2012.
  • Espirometría registrada en la historia clínica hasta la fecha del 31 de diciembre de 2012.
  • Paciente con tratamiento inhalatorio mediante cualquier sistema comercial de administración.
  • Aportación del consentimiento informado.

 

Criterios de exclusión

 

  • Pacientes menores de 18 años que no estén incluidos en el Centro de Atención Primaria Antón de Borja.
  • Paciente sin consentimiento informado.
  • Pacientes con alteraciones físicas o mentales que los incapaciten en el manejo adecuado de los inhaladores.
  • Pacientes a los que se les haya cambiado o añadido algún dispositivo inhalador en el último mes.
  • Pacientes terminales.
  • Pacientes domiciliarios que no pueden acceder por su propia autonomía al centro de salud.

 

Muestra y muestreo

 

Este estudio cuenta con una población diana de 24.618 personas, de las cuales 269 cumplen los criterios de inclusión enumerados anteriormente. El registro de datos fue llevado a cabo desde el mes de mayo a diciembre de 2013, con una muestra representativa de 200 pacientes. Esta muestra fue calculada con una proporción (p) del 50% con un error de estimación (E) del 7% y un intervalo de confianza (IC) de 95% mediante estratificación aleatoria por unidades básicas asistenciales (UBA) del centro. La muestra representativa fue calculada con un error maestral del 7%, dado que al analizar el total de la población con EPOC había sujetos que, a pesar de tener EPOC, no tenían una espirometría registrada en la historia clínica, por tanto no se podían incluir en el estudio al ser un criterio de inclusión.

 

Variables (tabla 1)

 investigación2T1OK

 

Método

Para evaluar la técnica inhaladora se indicó al paciente que realizase una demostración del uso de los inhaladores que tiene prescritos, de la misma forma que lo hacía habitualmente, utilizando para ello los sistemas de inhalación correspondientes cargados de placebo. Se procedió a registrar el tipo de error cometido para cada sistema de inhalación y el número total de errores por paciente según las recomendaciones del Consenso Multidisciplinar sobre Terapia Inhalada3. La tasa de éxito del uso de los diferentes tipos de inhaladores y la cámara espaciadora se clasificará en (tabla 2):     investigación2T2

  • Pasos mínimos del inhalador tipo cartucho presurizado:
    • Colocar la boquilla del inhalador dentro de la boca cerrando los labios a su alrededor.
    • Una vez iniciada la inspiración, presionar el inhalador (una sola vez) y seguir tomando aire lenta y profundamente hasta llenar del todo los pulmones.
    • Mantener la respiración durante 5-10 segundos y después expulsar el aire.
  • Pasos mínimos del inhalador de polvo seco:
    • Realizar el procedimiento indicado para la activación del inhalador.
    • Mantener la respiración durante 10 segundos y después expulsar el aire.
    • Colocar la boquilla del inhalador dentro de la boca cerrando los labios a su alrededor.
  • Pasos mínimos de la cámara espaciadora:
    • Insertar la cámara de inhalación entre los labios.
    • Inspirar de forma lenta y profunda hasta el máximo posible.
    • Aguantar la respiración durante 5-10 segundos.

 

Resultados

 

Resultados descriptivos. Características sociodemográficas

 

En el período comprendido entre mayo y diciembre de 2013 se entrevistaron a 200 pacientes, de los que hubo cinco pérdidas: tres pacientes no quisieron participar en el estudio y dos murieron.

 

La edad de las personas incluidas en el estudio iba de los 39 a los 95 años, con una desviación estándar de ±10,4 años, siendo 70 años la media de edad.

 

La distribución de la muestra por género fue  un 89% de hombres y un 11% de mujeres.

 

En cuanto al nivel educativo, resulta significativo que el 28% de los entrevistados no tiene ningún tipo de estudio, y que el 64% no posee estudios secundarios ni universitarios.

 

Los pacientes diagnosticados de EPOC incluidos en el estudio presentan mayoritariamente un grado de patrón obstructivo II-moderado en un 58%, junto a un grado de disnea I en el 57% de los casos con el uso de inhaladores. El 2% de los pacientes 195 pacientes estudiados utilizaban oxígeno domiciliario.

 

El 73% de los pacientes estudiados tiene como profesional de referencia en el seguimiento de la patología de la EPOC a su médico de familia y el restante 27% al neumólogo.

 

Tipos de inhaladores y duración del tratamiento

 

El 58% de los pacientes utilizan inhaladores de polvo seco; el 36%, inhaladores de cartucho presurizado, y un 6% dijo que empleaban cámara de inhalación.

 

El 90% de los pacientes llevan usando inhaladores más de 13 meses, el 9% entre 7 y 12 meses y el 1% entre 3 y 6 meses.

 

El 82% de los pacientes mayores de 65 años que utilizan inhaladores de cartucho presurizado (ICP), no lo realizan junto a una cámara de inhalación.

 

Evaluación de la técnica inhalatoria                                  

 

Se evaluaron 307 inhaladores repartidos entre los 195 pacientes con unas proporciones del 58% de inhaladores de polvo seco, 36% de inhaladores de cartucho presurizado y 6% de cámaras de inhalación.

 

En total, de los 195 pacientes entrevistados, el 57% realizan una buena técnica inhalatoria, mientras que la técnica del restante 43% es incorrecta.

 

El 74% de pacientes que tienen prescrito un inhalador de polvo seco lo utilizan de la forma correcta, mientras que el 26% restante lo hacen mal.

 

El 62% de pacientes que tienen prescrito un ICP lo emplean de la forma correcta, mientras que el 38% restante no.

 

El 90% de pacientes que tienen prescrito una cámara de inhalación la utilizan de forma correcta, mientras que el 10% restante no.

 

Discusión

 

Los datos encontrados con referencia a las características sociodemográficas de la población estudiada reflejan que la mayoría pertenece a la tercera edad, con una media de edad de 70 años. Así mismo, el 28% de la población estudiada es analfabeta, lo que podría ser un motivo que dificulta el aprendizaje de un correcta técnica inhalatoria, abriendo la posibilidad de realizar futuros estudios en los que se investiguen todas las posibles variables que puedan llevar a este tipo de población a realizar de forma incorrecta la técnica inhalatoria.

 

Según la evidencia científica, la prevalencia de EPOC aumenta con la edad1-3. Probablemente, la muestra sea representativa de una proporción muy importante de la población, a pesar de haber desarrollado el estudio en un único centro de Atención Primaria. Los resultados deben alertar a los profesionales médicos y enfermeros, dado que hay un 43% de pacientes que utiliza de forma inadecuada los inhaladores, lo que tiene un impacto negativo desde el punto de vista clínico y económico. Este hecho cobra especial relevancia, ya que estos son precisamente los fármacos más utilizados para el tratamiento de la EPOC (ipratropio, budesonida, salbutamol, etc.).

 

En cuanto al uso de inhaladores de polvo seco, el porcentaje de éxito del 74% fue similar al resultado obtenido en otro estudio5. Los errores más frecuentes fueron no agitar el inhalador antes de utilizarlo y no efectuar previamente al uso un ciclo respiratorio de manera lenta y profunda.

 

En cuanto al uso de inhaladores de cartucho presurizado, el porcentaje de éxito del 62% fue similar al obtenido en otro estudio5, pero este resultado supera al estudio de Khassawneh y sus colaboradores8. Los errores más frecuentes fueron no agitar el inhalador antes de utilizarlo y no efectuar previamente al uso un ciclo respiratorio de manera lenta y profunda. Además, otro de los errores habituales encontrados en la revisión bibliográfica es la falta de coordinación entre la activación del inhalador y la inspiración5. Este error no fue el más significativo en este estudio, donde cerca del 80% de los pacientes realizaron correctamente este paso.

 

Se ha descrito que la utilización de la cámara de inhalación facilita el uso de los inhaladores de cartucho presurizado al disminuir la necesidad de coordinación entre la respiración y la activación del inhalador6. En el estudio se encontró un porcentaje de éxito del 90%, el cual es más alto que en el de los ICP sin cámara. Este resultado vuelve a evidenciar la importancia de utilizar los ICP con la cámara de inhalación para aumentar su tasa de éxito.

 

El 6% de los pacientes incluidos en este estudio utilizan cámara de inhalación, y el porcentaje de éxito de la técnica inhalatoria se sitúa en un 90%. Por lo tanto, la prescripción de ICP tendría que complementarse con la de una cámara de inhalación, para así garantizar una adecuada técnica inhalatoria en la mayoría de los pacientes portadores de ICP.

 

Conclusiones

 

En este estudio se ha evidenciado que el 43% de los pacientes no realizan correctamente la técnica inhalatoria. Además, este estudio evidencia el poco uso que se hace de la cámara de inhalación, a pesar de su demostrada eficacia.

 

Existe la necesidad de aplicar medidas que favorezcan el uso adecuado de los inhaladores, tales como: sensibilizar al personal sanitario y especialmente al personal de enfermería familiar y comunitaria sobre la importancia de explicar la técnica de inhalación de los diferentes dispositivos a sus pacientes, cuidadores y familiares más próximos. Así podremos mejorar significativamente los beneficios derivados de la terapia inhalada.

 

Bibliografía

 

  1. Buist AS, Anzueto A, Calverley P, deGuia TS, Fukuchi Y, Jenkins C, et al. World Health Organization NH, lung and blood institute. Global Strategy for the Diagnosis, Management, and Prevention of Chronic Obstructive Pulmonary Disease; MRC Vision; 2012.
  2. Miravitlles M, Soriano JB, Garcia-Rio F, Munoz L, Duran-Tauleria E, Sanchez G, et al. Prevalence of COPD in Spain: Impact of undiagnosed COPD on quality of life and daily life activities. Thorax. 2009;64:863-8.
  3. Plaza V, Calle M, Molina J, Quirce S, Sanchis J, Viejo JL, et al. Validación externa de las recomendaciones del Consenso multidisciplinar sobre Terapia Inhalada. Arch Bronconeumol. 2012;48:189-96.
  4. Sanchis J, Levy M, Crompton G, Dekhuijzen R. Perfeccionamiento de la técnica inhalatoria y efectividad clínica. IntraMed Journal. Prim Care Resp J. 2009;18(2):76-82.
  5. Lavorini F, Magnan A, Dubus JC, Voshaar T, Corbetta L, Broeders M, et al. Effect of incorrect use of dry powder inhalers on management of patients with asthma and COPD. Respir Med. 2008;102(4):593-604.
  6. Virchow JC, Crompton GK, Dal Negro R, Pedersen S, Magnan A, Seidenberg J, et al. Importance of inhaler devices in the management of airway disease. Respir Med. 2008;102:10-9.
  7. Lareau SC, Hodder R. Teaching inhaler use in chronic obstructive pulmonary disease patients. J Am Acad Nurse Pract. 2012 Feb;24 (2):113-20.
  8. Khassawneh BY, Al-Ali MK, Alzoubi KH, Batarseh MZ, Al-Safi SA, Sharara AM, et al. Handling of inhaler devices in actual pulmonary practice: metered-dose inhaler versus dry powder inhalers. Respir Care. 2008;53(3):324-8.
Volver