Búsqueda avanzada



Imprimir

Originales

Proyectos comunitarios: propuestas desde la promoción de la salud y la creación artística


Ver en PDF 

 

Noemí Ávila Valdés. Departamento de Didáctica de la Expresión Plástica, Facultad de Bellas Artes, Universidad Complutense de Madrid

Javier Segura del Pozo. Servicio de Prevención y Promoción de la Salud. Madrid Salud

Ana María Orellana Toral. Centro Madrid Salud Usera. Servicio de Prevención y Promoción de la Salud. Madrid Salud

María Dolores Claver Martín. Centro Madrid Salud Usera. Servicio de Prevención y Promoción de la Salud. Madrid Salud

Mercedes Martínez Cortés. Servicio de Prevención y Promoción de la Salud. Madrid Salud

Olga Borrego Hernando. Centro de Promoción de Hábitos Saludables. Servicio de Prevención y Promoción de la Salud. Madrid Salud

 

Para contactar:

Noemí Ávila Valdés: navila@ucm.es

 


 

Resumen

 

El artículo recoge la colaboración entre la Facultad de Bellas Artes de la Universidad Complutense de Madrid y el Servicio de Prevención y Promoción de la Salud de Madrid Salud en proyectos comunitarios. El objetivo de esta colaboración ha sido el diseño e implementación de proyectos comunitarios utilizando el arte y la creación plástica como vehículo para la promoción de la salud comunitaria con diferentes colectivos (adolescentes, jóvenes, mujeres, diversidad). El diseño y el desarrollo de estos proyectos fue llevado a cabo por estudiantes universitarios en prácticas, apoyados por profesionales de ambas instituciones, atendiendo a todas las dimensiones implicadas en los mismos. Estos proyectos son el resultado del acuerdo de colaboración entre profesionales e investigadores del ámbito del arte y la promoción de la salud, así como del acuerdo para el desarrollo de prácticas curriculares de estudiantes universitarios de enseñanzas artísticas en contextos sociales. Con estos proyectos se analiza el concepto de proyecto comunitario como concepto compartido desde la disciplina del arte y la promoción de la salud.

 

Palabras clave: proyecto comunitario, arte, promoción, salud.

 

Community projects: proposals from a perspective of health promotion and art

 

Abstract

This article describes the collaboration between the Faculty of Fine Arts of the Complutense University of Madrid and the Prevention and Health Promotion Service of the Madrid Health Service, based on the shared concept of a community project. The aim of this collaboration was to design and develop community projects using art and creativity as a vehicle for promoting community health among different groups (adolescents, young people, women, people from diverse backgrounds). As a result of this collaboration, university students, supported by professionals from both institutions, designed and developed art-based community projects. These projects are not only the result of the collaboration between practitioners and researchers in the fields of art and health promotion, but they also provide an opportunity for university students in the arts to develop social practices. The concept of community project, shared between these two disciplines (art, and health promotion), was analysed through the projects described in this article.

 

Key words: community project, art, health promotion.

 

Introducción

 

La idea de proyecto comunitario es un concepto compartido por varias áreas y campos de estudio, entre ellos el arte. En los años setenta del pasado siglo, el concepto community-based arts (arte basado en la comunidad) comenzó a utilizarse para denominar aquellas manifestaciones artísticas que implicaban necesariamente la participación del público para su existencia como obra artística. En este ámbito se inscribieron en su momento propuestas en las que el artista se convertía en un mediador que orquestaba la obra a partir de hacer participar en ella al público o al espectador.

 

Es significativo recuperar el concepto original (proyectos comunitarios basados en el arte) en el contexto de este artículo, puesto que en el ámbito de la prevención y la promoción de la salud hablar de proyectos comunitarios será más sencillo entender las dimensiones del mismo. De entre todas la posibles definiciones al uso que puedan servir para esclarecer los objetivos de este artículo, se han escogido tres, que pueden ayudar al lector de un ámbito ajeno al artístico (en este caso el de la salud) a comprender estos proyectos comunitarios basados en el arte y también la dimensión y el alcance de las propuestas reales que se presentan en la segunda parte del artículo.

 

La primera definición escogida presenta el concepto como la posibilidad del arte de abandonar su espacio legítimo (el museo) y salir hacia la realidad social:

 

Los proyectos comunitarios basados en el arte han sido descritos como «arte en otros lugares»; esto significa que el arte ha salido del museo para entrar en las comunidades e instituciones sociales donde sí puede tener un impacto directo y positivo en la vida de las personas, desde su dimensión más personal hasta las esferas más políticas de la vida social1.

 

En la segunda definición, introduce el concepto de transformación social, en la que el arte, y no la figura del artista como genio, tiene la capacidad de mediar en el mundo real para producir transformaciones sociales:

 

Los proyectos comunitarios basados en el arte son de por sí de naturaleza dialéctica. Son una expresión tanto de la identidad individual como de la grupal. Toda expresión es creativa, no importa que sea «original», es una expresión de lo individual y de la vida social. En este sentido, los proyectos comunitarios basados en el arte se distinguen de otras aproximaciones y definiciones teóricas que revisan al artista (o artistas) como ese genio individual y solitario, y lo presentan ahora como un catalizador cultural y parte integral de cualquier proceso de intervención y transformación social2.

 

Y finalmente, a través de la tercera definición, introducimos el concepto del lenguaje, convirtiendo el lenguaje artístico en una herramienta que puede usar la persona (de forma individual o colectiva) para expresarse en el mundo social:

 

El arte es una práctica transformadora que surge de los conflictos de la gente para darle sentido al mundo. El arte es un lenguaje y una forma de las personas de expresar sus necesidades y creencias más profundas, y al hacerlo, el arte vive para ellos. No es algo para poner en un edificio, para verlo o visitarlo y ser explicado. Se trata de las prácticas reales en las que participan y se atienden las opciones de vida de las personas3.

 

En este punto, revisadas las definiciones desde lo artístico, es necesario incluir la definición específica del ámbito de la promoción de la salud y la salud comunitaria. Según la Carta de Otawa4, la promoción de la salud consiste en proporcionar a los pueblos los medios necesarios para mejorar su salud y ejercer un mayor control sobre la misma. Para alcanzar un estado adecuado de bienestar físico, mental y social, un individuo o grupo debe ser capaz de identificar y realizar sus aspiraciones, de satisfacer sus necesidades y de cambiar o adaptarse al medio ambiente. La salud comunitaria es un modelo de atención encaminado a empoderar a la población de un territorio, teniendo en cuenta el contexto social y cultural de la comunidad y sus riesgos y oportunidades para la salud.

 

Partiendo de esta premisa, y tal y como comenzábamos la exposición de este artículo, compartiendo un concepto común, el proyecto comunitario, en el año 2012, la Facultad de Bellas Artes de la Universidad Complutense de Madrid y el Organismo Autónomo Madrid Salud del Ayuntamiento de Madrid firmaron un acuerdo de colaboración, con objetivo fundamental de llevar a cabo asesoramiento técnico y la realización de actividades, prácticas y proyectos conjuntos desde el arte y la promoción de la salud5.

 

Este acuerdo generó un marco de actuación en el que profesores, investigadores, profesionales de la promoción de la salud y estudiantes comenzaron a trabajar conjuntamente en el diseño y desarrollo de proyectos comunitarios en la ciudad de Madrid, donde han confluido la prevención y la promoción de la salud y lo artístico. Lo que recoge este artículo es precisamente una selección de estos proyectos, que intentan explicar desde la práctica las posibilidades de este tipo de proyectos.

 

Objetivos

 

Aunque internacionalmente existen referencias y proyectos que corroboran la validez de la colaboración entre el arte y la salud6, la realidad de un acuerdo entre estas instituciones requería cuestionamientos, adaptaciones y reflexiones sobre la viabilidad del mismo. El primer objetivo se llevó a cabo durante el primer año a través de reuniones de trabajo, experiencias piloto y grupos de colaboración entre profesores e investigadores de la Facultad de Bellas Artes y profesionales del Servicio de Prevención y Promoción de la Salud de Madrid Salud5,7. Era necesario definir un espacio común en el que pudieran converger los intereses de todos los profesionales implicados y se pudiera valorar la viabilidad de estos proyectos con colectivos reales. De esta primera fase surge el primer objetivo:

 

  • Definir la creación artística, en concreto la creación plástica y visual, como herramienta en proyectos para la prevención y promoción de la salud.

 

Una vez definido este objetivo y valoradas las posibilidades del arte en estos contextos de prevención y promoción de la salud, fue necesario implicar a los diferentes agentes para que hicieran posible esta colaboración, planteándose los siguientes dos objetivos:

 

  • Implicar a los estudiantes de enseñanzas artísticas en proyectos sociales con colectivos reales.
  • Implicar a diferentes agentes sociales en proyectos comunitarios de salud.

 

Involucrar a los estudiantes en este tipo de proyectos no fue complejo teniendo en cuenta las nuevas estructuras de grados y másteres, que facilitan a los estudiantes universitarios el desarrollo de sus prácticas curriculares en instituciones colaboradoras con la universidad. El desarrollo de estas prácticas ha permitido en los últimos 4 años que más de 30 estudiantes (de grado y máster) desarrollen proyectos de este tipo en centros dependientes del Servicio de Prevención y Promoción de la Salud de Madrid Salud.

 

Por otro lado, se facilitó la implicación de diferentes agentes sociales en este tipo de proyectos a través de la red de colaboraciones que las dos instituciones firmantes del acuerdo tenían a su vez con otras instituciones y asociaciones con las que venían trabajando habitualmente. Este tejido de redes de colaboración alcanzado a través de estos proyectos es quizá uno de los objetivos más interesantes alcanzados: la Facultad de Bellas Artes ha posibilitado los contactos con museos e instituciones culturales de la ciudad de Madrid, tales como Museo Thyssen, Museo Nacional del Romanticismo, Museo Nacional de Artes Decorativas, Museo Cerralbo, Museo Lázaro Galdiano, Museo Nacional de Antropología, y el Organismo Autónomo Madrid Salud, con la red de asociaciones y colectivos con los que habitualmente trabaja (Servicio de Prevención e Inserción SEPI de la Fundación Tomillo, Asociación de Mujeres Gitanas Españolas Romí Sersení, ADISLI, etc.). Esta amalgama de agentes culturales, sociales y de salud ha confluido en proyectos de participación ciudadana, como se puede ver en el apartado de resultados, y además han tejido diálogos entre agentes que no habían interactuado antes.

 

Finalmente, una vez alcanzados estos objetivos, será fundamental reflexionar sobre la sostenibilidad de una colaboración de esta índole, planteando este último objetivo, que se desarrolla en el apartado de discusión del presente artículo:

 

  • Reflexionar sobre la sostenibilidad de este tipo de proyectos en la ciudad de Madrid.

 

Métodos

 

Para el desarrollo de estos proyectos, es necesario un importante trabajo de coordinación y cooperación entre las dos instituciones participantes y todos los agentes colaboradores que también participan en ellos, como se verá en el siguiente apartado. Como ya se ha apuntado en la descripción del segundo objetivo, una de las ventajas de incorporar a estudiantes universitarios como creadores y ejecutores de este tipo de proyectos como parte de sus prácticas curriculares es la posibilidad de incorporar un tutor académico (en este caso desde la Facultad de Bellas Artes) y un responsable de prácticas (que ha sido un profesional de Madrid Salud). Esta estructura ha dinamizado y ha permitido que los proyectos se gestaran atendiendo a varias dimensiones simultáneamente y han facilitado un diálogo interdisciplinar muy productivo:

 

  1. Dimensión de prevención y promoción de la salud: respondiendo a los objetivos del Servicio de Prevención y Promoción de la Salud de Madrid Salud Organismo Madrid Salud y dos de sus centros dependientes (Centro Madrid Salud Usera y Centro de Promoción de Hábitos Saludables).
  2. Dimensión artística: respondiendo a los intereses creativos y artísticos de los estudiantes.
  3. Dimensión social y comunitaria: respondiendo a las necesidades de los colectivos o individuos que participan en los proyectos.
  4. Dimensión académica e investigadora: permitiendo elaborar memorias de seguimiento y documentación de los proyectos, que los propios estudiantes han podido utilizar como material académico y de investigación.

 

Resultados

 

Para poder comprender el alcance de los proyectos comunitarios desarrollados en estos años de colaboración, en la tabla 1 se presenta una selección de aquellos que se han considerado más significativos. Estos proyectos ejemplifican la idea de proyecto comunitario basado en el arte, donde diferentes agentes, orquestados por un proyecto artístico diseñado por el estudiante ha permitido la participación de personas y grupos en diferentes actividades artísticas, incidiendo en la promoción de la salud y de una vida plena.


Tabla 1. Proyectos comunitarios basados en el arte, desarrollados en colaboración entre la Facultad de Bellas Artes (Universidad Complutense de Madrid) y Madrid Salud

Título del proyecto, autor y año

Descripción del proyecto

Participantes y agentes implicados

Un salón para todos.

Alicia Roy. Estudiante de grado en Bellas Artes (2012-2013)

Con la intención de atraer a los adolescentes como usuarios reales del Centro Madrid Salud de Usera, el proyecto artístico se articuló a través de la creación del mobiliario para una de las salas de espera del centro. Se realizó una recogida de muebles en el barrio, y los estudiantes participaron en el propio centro en varios talleres de restauración, fotografía y retrato

Estudiantes del grado en Bellas Artes, adolescentes del barrio de Usera y profesionales del Centro Madrid Salud Usera

El arte y el museo como vehículos de experiencia en hábitos saludables para personas con funcionamiento intelectual límite: un estudio de caso en el Museo Thyssen-Bornemisza de Madrid

Silvia Siles Moriana. Estudiante de máster (2013-2014)

El proyecto se planteó inicialmente para valorar un programa de educación artística para personas con funcionamiento intelectual límite (FIL) en el tratamiento de los hábitos saludables, en los que el Centro de Promoción de Hábitos Saludables (CPHS) trabaja, dentro del marco del proyecto ALAS (Alimentación, Actividad Física y Salud), adaptado a colectivos vulnerables con discapacidad de origen psíquico que se implementa en el centro. A través de visitas-taller en el Museo Thyssen-Bornemisza de Madrid y talleres en el CPHS (figura 1), se generaron experiencias significativas en torno a los hábitos saludables que incidieron en la responsabilidad de la propia salud, y que sirvieron para detectar otras cuestiones con este colectivo8

Estudiantes de máster en Bellas Artes,

personas con funcionamiento intelectual límite, profesionales del CPHS, personal de la asociación ADISLI y

profesionales del Museo Thyssen-Bornemisza

Agua y color visitan Usera

Adelaida Larraín Vergara. Estudiante de máster (2014-2015)

Partiendo de la técnica de la acuarela, la estudiante presentó un programa de más de tres meses, donde se interviene en un grupo de mujeres en situaciones de riesgo para depresión que participaron en sesiones donde la idea de lo cotidiano y lo íntimo se trabajó a través de esta técnica con el objetivo de impulsar el bienestar personal y potenciar una red de colaboración y apoyo. El proyecto culminó en dos exposiciones colectivas con las obras resultantes tanto en el centro como en el centro cultural del barrio

Grupo de mujeres y profesionales del Centro Madrid Salud Usera

Prácticas performativas: vehículo para el empoderamiento de un grupo de mujeres en un contexto de prevención de la salud

Mar Castillejo Higueras. Estudiante de máster en Educación Artística en instituciones sociales y culturales (2014-2015)

El proyecto parte de la reflexión en torno a los movimientos feministas, posfeministas y queer, y la cuestión del empoderamiento desde el enfoque del arte contemporáneo. Articulado en torno a la disciplina artística de la performance, como una estrategia útil para trabajar el empoderamiento, el proyecto se desarrolló como una mediación necesaria entre estos modos de hacer y un grupo concreto de mujeres adultas que viven diferentes situaciones de vulnerabilidad. Para ello se diseñó, implementó y evaluó, a lo largo de 4 meses, un programa en el que este grupo de mujeres participaron activamente como creadoras de este tipo manifestaciones artísticas (figura 2)

Mujeres adultas del barrio de Usera y profesionales del Centro Madrid Salud Usera

Proyecto WAP-Museos (2014-2015)

Teniendo como antecedente las rutas a pie diseñadas dentro del Proyecto WAP para la ciudad de Madrid, y en concreto las diseñadas para la Semana de la Movilidad Europea del 2014, los estudiantes diseñaron cinco rutas dinamizadas y visitas guiadas a cinco museos de la ciudad. El objetivo de esta propuesta fue vincular una actividad saludable (caminar) con una actividad cultural (visitar un museo), al mismo tiempo que redescubrir la ciudad de Madrid mediante recorridos artísticos y generar otro tipo de experiencias significativas en museos

Estudiantes universitarios, profesores e investigadores, profesionales de Madrid Salud y profesionales del área de urbanismo del Ayuntamiento de Madrid

 

 

Figura 1. Picnic en el Parque del Retiro8   Figura 2. Fotomontaje Mujeres TIA de Usera
Figura-1-web   Figura-2-web
Autora: Silvia Siles Moriana (2014).   Autora: Mar Castillejo Higueras (2015).

 

Discusión

 

Considerar el arte como herramienta generadora de transformaciones sociales a través de proyectos comunitarios parece una realidad, confirmada con lo conseguido en los más de 4 años de colaboración entre estas dos instituciones. La colaboración entre la Facultad de Bellas Artes de la Universidad Complutense de Madrid y el Organismo Autónomo Madrid Salud del Ayuntamiento de Madrid ha puesto en funcionamiento toda una red de posibles colaboraciones, en las que agentes de la realidad cultural y artística y agentes sociales y profesionales de la salud han podido participar activamente en proyectos diferentes, proyectos comunitarios basados en el arte, donde los participantes han compartido experiencias, tiempo y conocimientos. En todos estos proyectos, el arte ha sido un catalizador, un generador de experiencias alternativas a las que se ofrecen en la vida social habitual de muchos de los participantes (acceso a la vida cultural de Madrid, visitas a museos, participación en talleres de técnicas artísticas, diálogos a través del arte, etc.).

 

En este punto, es necesario retomar el último objetivo descrito en este artículo, aquel que planteaba la sostenibilidad de este tipo de proyectos comunitarios, en un principio exitoso por su carácter experimental e innovador, pero que requieren un importante esfuerzo de gestión por parte de toda la red de instituciones y agentes implicados. Sin duda, es necesario hacer sostenible este tipo de proyectos para que se puedan asentar las bases futuras para una gestión eficiente, y por supuesto es necesaria una inversión económica. En estos primeros años de experimentación, una de las ventajas incuestionables para su sostenibilidad ha sido el capital humano aportado por los estudiantes universitarios durante sus prácticas curriculares. Como ya se apuntaba al comienzo, la participación de los estudiantes como creadores de estos proyectos no es solo necesaria para la consecución de sus títulos universitarios, sino que además es una fuente de generación de conocimiento actualizado cada curso. Varios de los proyectos que aparecen en este artículo han sido presentados por los estudiantes como proyectos de fin de máster, y por su calidad y rigor han pasado a formar parte del repositorio de trabajos académicos de la Universidad Complutense, contribuyendo al desarrollo de este campo de investigación.

 

Pero lo que sin duda hace significativos este tipo de proyectos comunitarios es que el ímpetu o la fuerza motriz no viene solo de la universidad o de las instituciones culturales o de salud, sino que proviene de la propia comunidad que participa en los proyectos, del grupo de personas e individuos que forman parte y que participan en ellos, y encuentran nuevas vías para el desarrollo y participación en la sociedad9. Y es esto precisamente, lo que permitirá la sostenibilidad de estos proyectos a largo plazo.

 

Bibliografía

 

  1. Cleveland W. Art in Other Places: Artists at Work in America's Community and Social Institutions. New York: Edita Praeger; 2000.
  2. De Nobriga K, Schwarzman M. Community-based art for social change. [Internet.] 1999 [consultado el 31 de enero de 2016]. Disponible en: http://www.communityarts.net/archivefiles/education/index/php
  3. Bains R. Mesa-Brains A. A reciprocal university: A model for arts, justice, and community. Social Justice. 2002;29 (4):182-97.
  4. Carta de Otawa. OMS. 1986. Disponible en: http://www1.paho.org/spanish/HPP/OttawaCharterSp.pdf
  5. Ávila N, Orellana M, García M, Antúnez N, Claver D. Arte, salud y prevención: primeras colaboraciones. Gaceta Sanitaria. 2014;28(6):501-4.
  6. McNaughton J, White M, Stacey R. Researching the benefits of arts in health. Health Education. 2005;105(5):332-39.
  7. Segura J. Arte y salud, una buena alianza. [Internet.] 2013 [consultado el 20 de enero de 2016]. Disponible en: http://saludpublicayotrasdudas.wordpress.com/ 2014/01/26/arte-y-salud-una-buena-alianza/
  8. Siles S. El arte y el museo como vehículo de experiencia en hábitos saludables para personas con Funcionamiento Intelectual Límite: un estudio de caso en el Museo Thyssen-Bornemisza de Madrid. Madrid: Universidad Complutense de Madrid; 2014 [consultado el 20 de enero de 2016]. Disponible en: http://eprints.ucm.es/27855/
  9. Onyx J. University-Community Engagement: What does it mean? Gateways: International Journal of Community Research and Engagement. 2008;1:90-106.
Volver

Comentarios


  1. Enviado por María Gabriela Chiriboga el 9 septiembre, 2016 a las 1:22    

    Estimados: Soy artista y profesora de arte de niños y mujeres adultas.
    He trabajado con estos dos grupos desde hace más de 20 años inculcando el amor al arte y el cambio inmenso que genera al hacerlo el compañero de tu vida.
    Hace poco visité una comunidad indígena en la selva Ecuatoriana en el famoso YASUNI. Esta comunidad que se encuentra en una Isla llamada SANI ISLA está completamente olvidada y sus jóvenes líderes indígenas piden a gritos educación.Se que el arte cambia vidas, lo experimentó a diario, por esto se que llevar a cabo un proyecto así en esta comunidad sería un enorme regalo de vida para cientos de niños y adolescentes que asisten a una pequeña escuelita multiedad en un campamento de la Isla.
    Si ustedes están interesados como yo en expandir horizontes con este proyecto contacten conmigo.
    Les felicito por este emprendimiento tan maravilloso.

    María Gabriela Chiriboga
    593 9 91314721

Dejar un comentario