Búsqueda avanzada



Imprimir

Originales

Motivación y expectativas frente a la vacunación de la gripe y la tercera dosis COVID-19


Ver en pdf

 

 

Ana Gómez García. Centro de Salud Ciudad Alba de Tormes. Salamanca. España

Juan Francisco Fernández-González. Facultad de Farmacia. Universidad de Salamanca. Salamanca. España

Soledad López Palacios. Centro de Salud Ciudad Alba de Tormes. Salamanca. España

Esperanza Rosa Gutiérrez Canete. Centro de Salud Ciudad Alba de Tormes. Salamanca. España

Isabel Benito García. Centro de Salud Ciudad Alba de Tormes. Salamanca. España

María Antonia Jiménez Carabias. Centro de Salud de Piedrahita. Ávila. España

 

Para contactar:

Ana Gómez García. agogarci@hotmail.com

 


 

 

RESUMEN

 

Objetivos:

  • Conocer el grado de motivación y expectativas de población mayor de 70 años adscrita a un centro de salud sobre la primera administración conjunta de vacunas frente a gripe y COVID-19.
  • Conocer la posible relación entre reacciones adversas y expectativas de las/los pacientes acerca de ambas vacunas.

 

Métodos: Estudio descriptivo transversal, con muestra de pacientes mayores de 70 años a los que se les hace una entrevista mediante una encuesta durante la vacunación en el mes de noviembre. El tamaño de la muestra fue de 687 personas.

 

El cuestionario fue elaborado por los investigadores para recoger variables que pudieran ser de interés en la investigación; por ejemplo, el grado de interés en la vacunación de la gripe a través de cuestiones (si el paciente pregunta a su médica/médico o enfermero/enfermera sobre la campaña de vacunación de la gripe o las expectativas que presenta el paciente en la vacunación de la gripe valorando su opinión en la eficacia que presupone de la misma), donde la finalidad era conocer la motivación e intención de vacunarse y la expectativa existente.

 

Resultados: 687 pacientes aceptaron participar en el proyecto, siendo todos ellos mayores de 70 años, dado que esta era su convocatoria para vacunarse. El 87,7% de la población censada acudió a la cita de vacunación. No se tuvo en cuenta ni el sexo ni la edad de los pacientes, solo que fueran mayores de 70 años.

 

La población encuestada creía más en la eficacia de la vacuna de la COVID-19 (87,5%) que en la de la gripe estacional (82,2%), aunque el 93,7% de las personas encuestadas creía firmemente en la eficacia de la vacunación en general.

 

Parecía haber más consenso sobre la eficacia de la vacuna de la COVID-19 que sobre la de la gripe estacional, aunque el 93,7% de las personas encuestadas creía firmemente en la eficacia de la vacunación en general.

 

Conclusiones: Las expectativas de la población frente a la vacunación como tratamiento preventivo fue alta; uno de los factores determinantes que influyeron a la hora de decidir vacunarse fue el miedo.

 

Palabras clave: estrategia, vacunación, SARS-CoV-2, gripe, cobertura.

 

 

MOTIVATION AND EXPECTATIONS AGAINST FLU VACCINATION AND THIRD DOSE OF COVID-19

 

Abstract

 

Objective. To ascertain the degree of motivation and expectations of the population over 70-years-old at a health centre on the first co-administration of vaccines against Influenza and COVID-19.

 

To ascertain the possible relationship between adverse reactions and patients' expectations about both vaccines.

 

Methods. Cross-sectional descriptive study, with a sample of patients over 70-years-old who were interviewed by means of a survey during vaccination in November. The sample size was 687 people.

 

The questionnaire was drawn up by the researchers to collect variables that could be of interest in the research. For example, the degree of interest in influenza vaccination by means of questions (whether the patient asks his doctor or nurse about the influenza vaccination campaign, or the patient's expectations regarding influenza vaccination, assessing his opinion on its effectiveness), where the purpose was to ascertain the motivation and intention to be vaccinated and the existing expectation.

 

Results. A total of 687 patients agreed to take part in the project, all of them over 70-years-old in their vaccination call. The first indirect data is that 87.7% of the registered population attended their vaccination appointment. Neither the sex nor the age of the patients was taken into account, except that they were older than 70.

 

The surveyed population believed more in the efficacy of the COVID-19 vaccine, 87.5% than in that of seasonal influenza, 82.2%. However, 93.7% of respondents strongly believed in the efficacy of vaccination in general.

 

The efficacy of the COVID-19 vaccine appears to be more widely agreed upon than for seasonal flu, although 93.7% of those surveyed believed strongly in the efficacy of vaccination in general.

 

Conclusions. The expectations of the population regarding vaccination as a preventive treatment was high. One factor that has an impact when deciding to get vaccinated was fear.

 

Keywords: coverage, influenza, SARS-CoV-2, strategy, vaccination.

 

 

INTRODUCCIÓN

 

La gripe es una enfermedad viral que se presenta como epidemia anual en los meses de invierno y de forma pandémica solo de manera ocasional. Cuando afecta a personas de edad avanzada o a personas con patologías crónicas de base, puede conllevar una elevada morbimortalidad1.

 

La gripe es una grave amenaza para la salud que afecta a todos los países. Se calcula que cada año hay 1.000 millones de casos en el mundo, de los cuales 3-5 millones son graves, y que fallecen entre 290.000 y 650.000 personas por causas respiratorias relacionadas con la gripe.

 

A pesar de la menor duración de la temporada de gripe en 2019-2020, en España se estima que se produjeron 619.000 casos confirmados de gripe en Atención Primaria, 27.700 hospitalizaciones con gripe confirmada y unos 3.900 fallecimientos atribuibles a la gripe. Por ello, la mejor estrategia es la prevención mediante la aplicación de la adecuada vacuna antigripal2.

 

La situación causada por el SARS-CoV-2 de epidemia continuada hace pensar que este se mantenga activo durante la epidemia de gripe y que, además de la estrategia para su diagnóstico clínico y virológico, es importante conocer cuál podría ser el papel de la vacunación frente a la gripe en la COVID-193.

 

A pesar de que las coinfecciones son escasas, las personas infectadas por ambos virus tienen 2,4 veces más riesgo de fallecer que las infectadas por un solo virus, siendo más relevante en mayores de 65 años, donde se observa que fallece el 50% de los coinfectados. Por ello estos datos apoyan la necesidad de proteger a toda la población haciendo mayor hincapié en la población de riesgo4.

 

La Estrategia Mundial contra la Gripe 2019-2030 proporciona a la Organización Mundial de la Salud (OMS), los países y los asociados un marco para luchar contra esta enfermedad de manera integral mediante programas nacionales sólidos que abarquen desde la vigilancia hasta la prevención y el tratamiento, para fortalecer la prevención y el control de la gripe estacional y prepararse para futuras pandemias. Por ello, la estrategia subraya dos aspectos: 1) la elaboración de instrumentos de alcance mundial como vacunas que beneficien a todos los países, generen confianza en la población y sean adoptados eficazmente, y 2) el fortalecimiento de la capacidad de cada país y su integración en la planificación nacional de la seguridad sanitaria y en los esfuerzos por alcanzar la cobertura sanitaria universal. La estrategia se basa en lograr la cobertura sanitaria universal, responder a las emergencias sanitarias y promover poblaciones más sanas3.

 

En el año 2020, en Castilla y León, se vacunó de la gripe el 33,40% de la población, mientras que el año anterior solo lo había hecho el 22,3%5.

 

En general, vacunar a población ha demostrado ser una de las estrategias más efectivas de salud, pues contribuye a mejorar la calidad de vida de la población adulta y a disminuir la demanda de uso de recursos sanitarios6.

 

La vacunación antigripal reduce la prevalencia de esta enfermedad, y como sus síntomas pueden ser confundidos con los de la COVID-19, si se previene y se reduce la gravedad de la gripe y se disminuye la enfermedad en la comunidad gracias a la vacunación antigripal, las hospitalizaciones e ingresos en las unidades de cuidados intensivos (UCI) disminuirá y la presión asistencial en todo el ámbito sanitario se verá aliviada, lo que permitirá una mayor atención a los enfermos por infección por SARS-CoV-2 u otras patologías7.

 

Con respecto a la COVID-19, la OMS lanzó tres líneas generales para alcanzar una tasa de vacunación del 40% de la población en todos los países para finales de 2021 y del 70% para mediados de 2022.

 

Para alcanzar estas metas debería aplicarse una estrategia de tres pasos8:

  1. Vacunar primero a todos los adultos mayores, trabajadores de la salud y grupos de alto riesgo de todas las edades, en todos los países.
  2. Vacunar seguidamente a todo el grupo de edad adulta, en todos los países.
  3. Por último, extender la vacunación a los adolescentes.

 

En lo que respecta a la motivación en cuanto a la vacunación de la gripe, algunos estudios identifican como factores determinantes la desinformación y la falta de conocimientos, así como el temor a efectos adversos de la vacuna. Esto podría ser una causa de que aún se esté lejos de la cobertura de vacunación fijada para la población diana9, y a esto se sumaría la poca consideración que se le ha dado a la gripe en cuanto a su peligrosidad, lo que queda reflejado tanto en la literatura nacional como internacional, y podría ser uno de los factores principales que contribuyen a la no vacunación10.

 

A pesar de conocerse bien, estas dificultades no han sido abordadas hasta el momento en las estrategias de comunicación, tanto las destinadas a los profesionales como a la población general según refleja el bajo impacto conseguido en las campañas de vacunación analizadas por el grupo de trabajo de Olmedo Lucerón y sus colaboradores9.

 

Tomas y sus colaboradores en su revisión sistemática describen varias estrategias diseñadas específicamente para mejorar la vacunación frente a influenza en personas mayores de 60 años, y entre ellas figura la importancia de destacar los beneficios de la vacunación11.

 

En el estudio que López Campos y sus colaboradores hicieron en 2022 se valoró la intervención más eficaz en la vacunación de la gripe en población de riesgo, llegando a la conclusión de que era significativamente más eficaz el envío de una carta mediante correo postal para la captación que los modelos de captación tradicional (información por el profesional de la medicina, de la enfermería, televisión, etc.)12.

 

Otro estudio realizado por Gago y su equipo en 2006 para averiguar los factores que influyen en la motivación de las personas candidatas a vacunarse o no de la gripe, dada la información sobre la gripe aviar en los medios de comunicación, concluyó que entre los motivos para vacunarse parece influir el estado y la percepción de la salud, además de la confianza en la eficacia de la vacuna13.

 

Estos datos sobre la vacunación de la gripe serían extrapolables a la vacunación frente al SARS-Cov-2 en los primeros momentos del desarrollo vacunal, cuando crecía la controversia en el desarrollo de los diferentes viales y las promesas de su implementación a nivel sanitario llegaban antes de lo esperado, lo que generó dudas sobre la seguridad de la vacuna y miedo a sus efectos adversos14. Esto cambia en los sucesivos meses, pues el porcentaje de población vacunada aumentó, pasando de un 40% a un 70%, posiblemente debido a la garantía y la seguridad que da la aprobación de la vacuna por la Agencia Europea del Medicamento. También influyó el inicio de la campaña de vacunación, donde aparecían imágenes de la administración de la vacuna a personas mayores en los diferentes medios de comunicación y un incremento de la percepción del riesgo asociado a la infección y sus consecuencias socioeconómicas15.

 

En este momento concreto de la vacunación y en base a lo expuesto anteriormente, se plantean una serie de preguntas a modo de encuesta a la población de un centro de salud rural con el fin de determinar y analizar qué razón o razones les motivaba para la vacunación y cuáles son sus expectativas en relación con la doble inoculación de vacunas.

 

 

MATERIAL Y MÉTODOS

 

En el mes de noviembre de 2021 se llevó a cabo un estudio descriptivo transversal. Se elaboró una encuesta original, anónima y con preguntas cerradas para conocer la opinión y las expectativas que tenía la población mayor de 70 años perteneciente a la Zona Básica de Salud de Alba de Tormes.

 

El cuestionario (anexo 1) dirigido a la población citada para la vacunación doble frente a gripe y la COVID fue entregado antes de la vacunación. A aquellos pacientes que aceptaron formar parte del estudio se les dio asimismo el consentimiento informado donde se explicaba la finalidad de esa encuesta y se solicitaba su firma si consentían participar en el estudio. El tiempo que invirtieron los y las pacientes en hacer la encuesta fue de 10-15 minutos. La selección siguió un modelo aleatorio sistemático simple.

 

El tamaño de la muestra fue de 687 personas. No se tuvo en cuenta para el estudio el sexo de las personas que participaron ni su nivel cultural, la edad de la población era mayor de 70 años, los pacientes eran independientes para las actividades de la vida diaria y acudieron por sus propios medios al centro de vacunación. El personal sanitario ayudó a rellenar la encuesta a las personas que mostraban algún problema de lectura o de comprensión de las preguntas.

 

Tras la finalización de las mismas, los datos fueron analizados. Las variables (opinión sobre eficacia, reacciones adversas, interés en la vacunación, motivo de vacunación) se estudiaron mediante el programa informático EXCEL para el estudio de la estadística descriptiva, utilizando tablas de frecuencia mediante tabulación cruzada.

 

El proyecto fue aprobado por el comité ético de investigación clínica del Instituto de Investigación Biomédica de Salamanca (IBSAL) IP 2021 12 912.

 

 

RESULTADOS

 

El número de pacientes mayores de 70 años convocados para la vacunación frente al SARS-CoV-2 y la gripe fue de 2.802, de los cuales 535 (19,09%) estaban institucionalizados.

 

Considerando parte del estudio a aquellos que no residían en instituciones, acudieron a la convocatoria 1.988 (87,7%), de los cuales 687 realizaron la encuesta (38,2%), recibieron ambas vacunas 1.801 y tan solo 187 (10,4%) decidió vacunarse únicamente de SARS- CoV-2.

 

Gripe

 

En relación con la vacuna de la gripe, el 82,2% de las personas encuestadas opinaron que esta era muy eficaz, frente al 4,5% que opinaba que era poco eficaz y el 1,1% que creía que no era nada eficaz (figura 1).

 

Figura 1. Sintomatología frente a la diferente valoración de la eficacia

en la vacunación de la gripe

 

 

La reacción adversa más frecuente en los pacientes fue la reacción local, que se observó en el 34,3% de la población. En la población más motivada (es decir, aquellos que consideraban que era muy eficaz), esta reacción se dio en el 39,6% de los casos. No presentaron ninguna reacción el 36,5% de las personas participantes (figura 1).

 

El 0,9% de quienes opinaban que la vacuna era poco eficaz presentaron malestar general como efecto indeseable de la administración (20,0% del total de la respuesta poco eficaz, reacción local el 0,7% [16,0%] y no habían tenido ningún efecto el 0,9% [20,0%]) (figura 2).

 

Figura 2. Aparición de las reacciones en grupos con distinta percepción de la

eficacia de la vacuna de la gripe

 

COVID-19

 

El 87,5% de las personas encuestadas opina que la vacuna de prevención de la COVID-19 es muy eficaz, frente al 2,2% que piensa que es poco eficaz, siendo reseñable un 10% que no sabe qué contestar.

 

De la población más motivada, es decir, aquella que opinaba que la vacuna era muy eficaz, el 41,8% presentó reacción local tras la administración de la vacuna, el 18,6% refirió malestar general y 34,0% no tuvo ninguna reacción (figura 3).

 

Figura 3. Aparición de las reacciones en la vacuna de la COVID-19 según la creencia en su eficacia

 

Con respecto a la población menos motivada, del 2,2% de población que pensaba que es poco eficaz, presentó reacción local el 54,5% (1,2% del total), no tuvieron reacción el 9,1% de estos y comunicaron malestar general el 18,2% (representa el 0,4% de población cada grupo) (figura 3).

 

Análisis gripe y COVID-19

 

Aquella población que se interesaba más sobre la campaña de vacunación de la gripe fue la que esperaba con mayor impaciencia la vacuna frente a la COVID-19 (el 45,7%) (figura 4).

 

Figura 4. Interés por la comercialización de la vacuna COVID-19

frente al motivo de vacunación

 

Presentaba impaciencia ante la llegada de la vacuna del SARS-CoV-2 el 69,7%: el 46,7% de los cuales porque creía en su eficacia y el 19,1% por miedo. Este último factor estaba presente en casi el 21% de la población encuestada (figura 5).

 

Figura 5. Relación del interés por ambas vacunas

 

El 85,8% de la población encuestada consideraba que la vacuna de la gripe era muy eficaz, y, de estos, el 84,6% se había vacunado todos los años antes de la pandemia de la COVID.

 

De la población encuestada, un 94,5% consideraba que la vacuna debería ser obligatoria, y la mayoría de estas personas, y de manera igualada, justificaron que debía ser así porque protege a la sociedad y porque el bien común debe prevalecer sobre el bien individual. El 5,5% no consideraba que debería ser obligatoria, pero un 66% de estas personas no sabía explicar la razón.

 

De manera general, la población tenía un alto grado de confianza en la eficacia de las vacunas (93,7% creía que son muy eficaces). Este dato contrasta con un leve descenso en referencia a las dos vacunas planteadas, siendo el 85,1% y el 88,3% el porcentaje de pacientes que confiaban de manera fehaciente en la vacuna de la gripe y del SARS- CoV-2, respectivamente. A pesar de que la vacunación frente a la gripe llevaba más años implementada, era mayor la confianza de la población en la vacuna contra el SARS-CoV-2, algo que pudo estar influenciado por el miedo de la población frente a la enfermedad de la COVID-19.

 

 

DISCUSIÓN

 

Las encuestas sobre la intención de vacunación han ido ofreciendo datos dispares sobre este hecho, en nuestra población se ha demostrado que el porcentaje de vacunación en esta franja de edad era muy alto, lo que estaba más relacionado con el miedo a la enfermedad. En lo que respecta a poblaciones más jóvenes, al revisar la literatura al respecto, parece que se guiaban más por las normas sociales y por la actitud de sus pares que por el miedo a enfermar16.

 

La motivación respecto a la vacunación de la gripe no influía en la percepción de reacciones adversas, en contraste con lo que ocurría con la vacunación frente a la COVID-19, que sí influía dicha percepción, siendo los individuos menos motivados los que más reacción adversa presentaban (reacción local), datos que refuerzan relativamente lo establecido por Olmedo Lucerón (2021)9.

 

Las expectativas de la población frente a la vacunación como tratamiento preventivo eran altas. Este dato ya quedó patente en el estudio realizado en 2006 por Gago y sus colaboradores, en el que el estado y la percepción de la salud y la confianza en la eficacia en la vacuna fueron los motivos fundamentales para vacunarse13.

 

La población con mayores expectativas justificó hasta en un 25% que el motivo de vacunarse fue miedo al SARS-CoV-2. Esto se refleja también en el trabajo de Lobera Serrano y su equipo, que observaron que el miedo a la infección y a las consecuencias socioeconómicos hicieron que se incrementara el porcentaje de población vacunada de manera notable15.

 

Las expectativas y la adherencia estaban estrechamente relacionadas en ambas vacunas, lo cual coincide con la premisa de que son necesarias las campañas de motivación para conseguir los objetivos que se proponen para promover la salud a través de la prevención de enfermedades, como promulgan los principales organismos sanitarios.

 

Por último, la homogeneidad en los datos ha podido suponer una limitación, por ello resultaría de interés hacer estudios que incluyan grupos de población más amplios y población que haya rechazado la vacunación.

 

 

CONCLUSIÓN

 

El miedo puede ser el factor más importante a la hora de decidir ponerse una vacuna o no. La situación excepcional de una doble inoculación ha puesto de manifiesto esta afirmación. La población mayor de 70 años acostumbra a utilizar al personal sanitario como fuente de información de confianza; por lo tanto, es importante reforzar esta interacción para obtener mejores coberturas futuras.

 

Casi en su totalidad, la población consideraba que la vacunación frente al SARS-CoV-2 debería ser obligatoria para proteger a la sociedad frente al individuo, por lo que sería interesante utilizar este momento concreto de mayor predisposición para implementar otras vacunas que beneficiarían a la población en su conjunto.

 

 

BIBLIOGRAFÍA

 

  1. Sakamoto H, Ishikane M, Ueda P. Seasonal influenza activity during the SARS-CoV-2 outbreak in Japan. JAMA. 2020;323:1969-71. DOI: doi.org/10.1001/jama.2020.6173
  2. Delgado-Sanz C, Oliva J, Mazagatos C, Larrauri A, Pozo F, Casas I. Informe de Vigilancia de la Gripe en España. Temporada 2019-2020. [Internet.] Madrid: Instituto de Salud Carlos III; 2020. Disponible en: https://vgripe.isciii.es/documentos/20192020/InformesAnuales/Informe_Vigilancia_GRIPE_2019-2020_03092020.pdf
  3. Organización Mundial de la Salud. Estrategia Mundial contra la Gripe 2019-2030. [Internet.] Ginebra: OMS; 2019. Disponible en: https://www.paho.org/es/documentos/estrategia-mundial-contra-gripe-2019-2030
  4. Belongia EA, Osterholm MT. COVID-19 y gripe, una tormenta perfecta. Ciencia. 2020;368:1163.
  5. Junta de Castilla y León. Consejería de Sanidad y Salud Pública. Balance de la campaña de la vacunación 2020 frente a la gripe. Informe elaborado por el Servicio de Epidemiología Dirección General de Salud Pública. Junta de Castilla y León; 2021.
  6. Teresa Aguado M, Barratt J, Beard JR, Blomberg BB, Chen WH, Hickling J, et al. Report on WHO meeting on immunization in older adults: Geneva, Switzerland, 22-23 March 2017. Vaccine. 2018;36(7):921-31. DOI: 10.1016/j. vaccine.2017.12.029
  7. Reina J. Influenza vaccination in the time of SARS-CiV-2. Med Clin (Barc). 2021;156:17-19. DOI: 10.1016/j.medcli.2020.10.012
  8. Organización Mundial de la Salud. Strategy to Achieve Global Covid-19 Vaccination by mid-2022. [Internet.] Ginebra: OMS; 2021. Disponible en: https://cdn.who.int/media/docs/default-source/immunization/covid-19/strategy-to-achieve-global-covid-19-vaccination-by-mid-2022.pdf
  9. Olmedo Lucerón C, Limia Sánchez, Aurora; Santamarina, Cristina y Grupo de Trabajo de Gripe. La confianza en la vacunación frente a la gripe en España: Discursos y actitudes reticentes en población general y profesionales sanitarios. Rev Esp Salud Pública. [Internet.] 2021;95: e202104058. Disponible en: https://dialnet.unirioja.es/servlet/articulo?codigo=7957708
  10. Montserrat-Capdevila J, Godoy P, Marsal JF, Barbé-Illa F. Factores asociados a recibir la vacunación antigripal en profesionales de atención primaria. Gac Sanit. 2015;29(5):383-6.
  11. Thomas RE, Lorenzetti DL. Interventions to increase influenza vaccination rates of those 60 years and older in the community. Cochrane Database Syst Rev. 2018;5(5):CD005188. DOI: 10.1002/14651858.CD005188.pub4
  12. López Campos M, Reinao Cegoñino H, Lorente Riverola J, García Ascaso I, Abad Hernández D, Castejón Ramírez S, et al. Nuevas herramientas para mejorar la cobertura de vacunación antigripal en los pacientes con factores de riesgo. Vacunas. [Internet.] 2022;23(2):106-12. Disponible en: https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S1576988721000790
  13. Gago E, Martínez M, Gago J, Batalla J, Urbiztondo L. Vacunación antigripal en una población rural: repercusión de la difusión mediática sobre la gripe aviar, percepción de riesgo y motivación para la vacunación. Vacunas. 2006;7;4:158-63. DOI: 10.1016/S1576-9887(06)73203-4.
  14. Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS). Barómetro de diciembre 2020. Estudio n.º 3303. [Internet.] Madrid: CIS; 2020. Disponible en: https://datos.cis.es/pdf/Es3303marMT_A.pdf
  15. Lobera Serrano J, Cabera-Álvarez P. Evolución de la percepción social de los aspectos científicos de la COVID-19 (julio de 2020-enero de 2021). Madrid: FECYT ed. Ministerio de Ciencias e Innovación; 2021.
  16. Graupensperger S, Abdallah DA, Lee CM. Social norms and vaccine uptake: College students' COVID vaccination intentions, attitudes, and estimated peer norms and comparisons with influenza vaccine. Vaccine. 2021;8;39(15):2060-7. DOI: 10.1016/j.vaccine.2021.03.018.

 

 

Anexo 1. Encuesta sobre motivación y expectativas frente a la vacunación de la gripe y la tercera dosis de la COVID-19 

Marque con una cruz una de las respuestas de cada cuestión y solo una:

 

  1. ¿Se ha vacunado alguna vez de la gripe? (ANTES DE 2020)
    • Todos los años
    • Alguna vez
    • Una vez
    • Nunca
  1. ¿Pregunta usted a su médica/médico o enfermero/enfermera sobre la campaña de vacunación de la gripe?
    • Sí, todos los años
    • Alguna vez
    • Una vez
    • Nunca
  1. ¿Cree usted que la vacuna de la gripe es eficaz?
    • Muy eficaz
    • Poco eficaz
    • Nada eficaz
    • No sabe
  1. Si se ha vacunado de la gripe, ¿ha tenido alguna reacción?
    • Fiebre
    • Malestar general
    • Reacción local
    • Otros (especificar brevemente)
    • No me he vacunado
  1. ¿Se ha vacunado de la COVID?
    • No
  1. ¿Preguntó usted a su médica/médico o enfermero/enfermera sobre la campaña de vacunación de la COVID?
    • Sí, preguntaba cada vez que iba a la consulta
    • Alguna vez
    • Una vez
    • Nunca. Esperé hasta que me informaron ellos
  1. ¿Cree usted que la vacuna de la COVID es eficaz?
    • Muy eficaz
    • Poco eficaz
    • Nada eficaz
    • No sabe
  1. Si se ha vacunado de la COVID, ¿ha tenido alguna reacción adversa?
    • Fiebre
    • Malestar general
    • Reacción local
    • Otras (especificar brevemente)
    • No me he vacunado
  1. ¿Esperaba con impaciencia la comercialización de la vacuna de la COVID?
    • Mucho
    • Poco
    • Nada
    • No me lo planteaba
  1. ¿Cree usted en la eficacia de las vacunas en general?
    • Muy eficaces
    • Poco eficaces
    • Nada eficaces
    • No sabe
  1. ¿Opina que debería ser obligatorio para toda la población vacunarse de la COVID?
    • No
  1. Si opina que sí debería ser obligatorio vacunarse de la COVID, ¿por qué?
    • Protege a la sociedad en su conjunto
    • Cree que existe un riesgo de contagio por parte de los individuos no vacunados
    • En ciertas acciones, el bien común debe estar por encima del bien individual
    • Todas las anteriores
    • No sabe
  1. ¿Por qué ha decidido vacunarse de la COVID?
    • Presión social (campañas publicitarias, televisión, etc.)
    • Miedo (enfermedad/muerte)
    • Cree en su eficacia porque tiene suficiente información
    • Varias de las anteriores
    • No sabe

 

Volver al texto

 

 

Fecha de recepción: 20 de marzo de 2022 Fecha de aceptación: 11 de julio de 2022
Editor responsable: Asensio López Santiago

 

 

 

 

 

 

Volver

Comentarios


Dejar un comentario