Búsqueda avanzada



Imprimir

Presentación

«Buenos» tiempos para la lírica


Ver en pdf

 

Asensio López Santiago. Especialista en Medicina Familiar y Comunitaria

 

Para contactar:

Asensio López Santiago: alopez@semfyc.es

 


 

Podríamos estar mejor, mucho mejor; pero sin lugar a dudas, día a día y mes a mes, la salud comunitaria sigue progresando. A pesar de correr el riesgo de ser calificados como unos ciegos optimistas alejados de la realidad, queremos aprovechar estas líneas para volver a expresar, tal como lo hemos hecho en números anteriores, que la situación de la atención comunitaria en salud, poco a poco, sigue mejorando.

 

La evidencia de los acontecimientos no deja lugar a dudas. En el mes de mayo de 2017 se han realizado un conjunto de actividades a las que han acudido un buen número de participantes, que había sido impensable en un pasado inmediato. Primero, con la celebración en Madrid del 37º Congreso de semFYC del 4 al 6 de mayo, en el que participaron aproximadamente 400 personas en las dos mesas que realizó el PACAP (Programa de Actividades Comunitarias en Atención Primaria) sobre contenidos de salud comunitaria. A continuación, la celebrada los días 25 y 26 de mayo en la Escuela Andaluza de Salud Pública (EASP), donde se reunieron cerca de 400 profesionales de toda España para trabajar sobre el papel que los activos tienen en la mejora y el cuidado de la salud de la población, con el objetivo de compartir conocimientos sobre cómo promover la salud y el bienestar de las personas y las poblaciones, y compartir experiencias de cómo hacer llegar a la comunidad los activos para la salud existentes en las diferentes localidades, barrios y poblaciones. Las sesiones de trabajo participativas se orientaron pensando en la revitalización de la promoción de la salud, «las causas de los problemas de salud» y los activos que tenemos para favorecer el bienestar de las personas.

 

A estas actividades de jornadas y encuentros de profesionales interesados en la salud comunitaria hay que añadir las recientes publicaciones como la Guía para trabajar en salud comunitaria en Asturias (2016), el boletín sobre actividades comunitarias que edita periódicamente la Comunidad de Extremadura o la iniciativa de la Comunidad Valenciana de traducir al castellano y adaptar a nuestro medio la Guía NICE NG44 sobre «Participación comunitaria para mejorar la salud y el bienestar y reducir las desigualdades en salud». Sin olvidar la humilde contribución que aporta la publicación de esta revista con el fin de favorecer la difusión de los trabajos y las experiencias desarrolladas en el ámbito de la salud comunitaria.

 

Nos encontramos ante un presente alentador y un futuro esperanzador. La salud comunitaria está comenzando a transformar la atención a la salud de nuestros ciudadanos y, si somos capaces de seguir por este camino, en breve estará en condiciones de convertirse en el auténtico determinante para el cambio de orientación del Sistema Sanitario.

 

Gracias por este esfuerzo colectivo.

 

Volver

Comentarios


  1. Enviado por josep joaquim brines sala el 7 julio, 2017 a las 20:07    

    Hola. 200 MIR de família se han perdido en los 2 últimos ańos. Llevo 30 años de médico de família y la AP se parece más bien a la beneficiencia. Muy pocas veces he visto a médicos y enfermeras realizar actividades comunitarias. La atención domiciliaria programada ha desaparecido prácticamente a causa de la presión asistencial y la dejadez por parte de quienes hacíamos PAD. Quién nunca ha hecho ni sabe lo que es ni te cuento. Tengo 57 años y los juniors de menos de 5Oaños de mi EAP ;algunos de 45 o 40 años no saben, y si lo saben no aplican o ponen en práctica el PAD. Y de actividades comunitarias res de res. Recibe un saludo y un abrazo.

Dejar un comentario