Búsqueda avanzada



Imprimir

Recursos comunitarios

Activos para la salud y promoción de la salud mental. Experiencia formativa


Blanca Botello Díaz. Miembro del Comité Editorial de Comunidad. Especialista en Medicina Preventiva y Salud Pública. Distrito Sanitario de Atención Primaria Condado Campiña. Servicio Andaluz de Salud

Hernán García M, Mena Jiménez AL, Lineros González C, Botello Díaz B, García-Cubillana de la Cruz P, Huertas Povedano A. Activos para la salud y promoción de la salud mental. Experiencia formativa. [Internet]. Granada: Escuela Andaluza de Salud Pública. Disponible en: http://www.easp.es/project/activos_para_la_salud_y_promocion_de_la_salud_mental/

Para contactar:

Blanca Botello Díaz: blancabotellodiaz@gmail.com

 


 

La experiencia formativa recogida en este libro nace del trabajo conjunto entre profesionales ligados al Programa Integral de Salud Mental de Andalucía (PISMA) y la Escuela Andaluza de Salud Pública (EASP). Concretamente, Pablo García-Cubillana, enfermero de salud mental y psicólogo, junto a Mariano Hernán, salubrista y profesor de Promoción de Salud, lideran la creación de esta publicación, conjuntamente con el resto de editores vinculados a la EASP. La idea fundamental que subyace en este trabajo es sensibilizar sobre la importancia del cuidado de la salud mental y el bienestar, así como motivar a los individuos a mejorar su propio bienestar y el de las personas de su entorno. Para poder conseguirlo el libro nos ofrece un recorrido sobre qué reflexiones podemos plantearnos sobre el concepto de salud mental y nuestro trabajo en promoción de la salud. La salud mental se presenta como componente esencial e integral de la salud que clásicamente ha representado y sigue representando una maraña de ideas, percepciones y construcciones ligadas a la enfermedad mental que parecen alejadas de la visión de los activos en salud que busca potenciar de forma positiva la salud y el bienestar. Ya en la introducción del libro se comienza a tirar del hilo del río de la vida y de los caminos hacia el bienestar y el capital mental. Es interesante ver cómo nadamos a lo largo de este río y cómo pueden trazarse esos caminos con acciones comunitarias o individuales como ser activo, prestar atención a las cosas, continuar aprendiendo, dar o conectar.

 

Figura 1. Portada del libro Activos para la salud y promoción de la salud mental. Experiencia formativa

Figura 1

Esta publicación destaca por aspectos como el propio diseño de las fases de trabajo que permitió la interacción entre expertos y alumnado con talleres sobre salud mental en la práctica, así como por la presentación de 27 experiencias que permitió al alumnado darle un enfoque positivo, de activos en salud, a su trabajo en actividades de salud mental. De hecho, algunas de las experiencias muestran actividades que salen de las intervenciones más clásicas y presentan los clubs de lectura o el uso de la expresión corporal, entre otras. La fortaleza del libro reside en ofrecer diseños formativos que puedan replicarse o adaptarse a otros contextos. Por otro lado, el espacio de trabajo reunió a profesionales de salud, educación y bienestar social junto a personas usuarias de servicios de salud mental y representantes de asociaciones. Este espacio estimula la creación de redes sociales positivas y de relaciones entre grupos distintos.

 

Durante la lectura del documento se sigue tirando del hilo sobre qué acciones se podrían hacer y cómo las personas que trabajan y viven en la comunidad pueden rehacer la mirada de las actividades comunitarias. De manera que no se sientan ni sean una fuente de necesidades, sino costureras y sastres que tiren de costuras, cosan y descosan, coproduciendo con los profesionales de Atención Primaria para crear comunidades con un fuerte capital mental y social.

 

La portada del libro (figura 1) refleja el hilo conductor hacia donde debemos caminar en las actividades de promoción de la salud mental y el bienestar, sin olvidar a la población en general y a los grupos más vulnerables, como las personas con trastornos mentales que también necesitan una visión holística, promotora de activos en salud, que va más allá de la atención curativa.

 

En este sentido, como persona que formó parte de la edición del libro, quiero animaros a leerlo para que podáis copiar, coser, hacer, deshacer, unir, crear nuevos hilos y nuevas costuras que ayuden a crear diálogos entre los profesionales en salud comunitaria y la gente de la comunidad, en aras de mejorar la salud mental y el bienestar.

 

 

Volver

Comentarios


Dejar un comentario